Cuyai es el portafolio de Santiago Valverde.

El origen de Cuyai es lejano. Todo empezó cuando en Medellín cree junto a un gran equipo humano dos revistas, la primera de pequeño formato llamada Ítaca, orientada hacia la literatura, en la cual tuvimos la colaboración de la Oficina de la Juventud de Medellín; la segunda fue Maravilhion, se dedicada a las “sub” culturas, sobre todo acerca de los neo románticos, que engloban muchos movimientos, como los góticos, o como les llamaba un amigo: “los teteritos negros”. Maravilhion ha sido siempre un proyecto más personal. Con ella tuve la desfachatez de aventurarme en el mundo del posmodernismo (este trasto insiste en que le ponga una t, pero me revelo, a mi me gusta sin ella) del cual me enamore a través de Cioran, el poeta filosofo -aunque creo que él odiaría que lo llamasen lo segundo.

Parte del mural en mi cuarto de la Bravancia.
Parte del mural en mi cuarto de la Bravancia.

En esa época conocí muchos artistas talentosos gracias a su participaron en ambas revistas. A uno de ellos le plantee la idea de crear un sitio para mostrar nuestros trabajos y, a medida que madurara el proyecto, el de otros fotógrafos. Pero en el mundo del arte hay dos lastres gigantescos: las ansias de ganar dinero y el egocentrismo. La oportunidad se perdió, poco después aparecieron servicios como 500px, así que decidí salvar “del ahogado el sombrero” y aprovechar el espacio para mostrar mi trabajo. Lo cual es un poco paradójico.

Pasando a un plano aun más personal.

Mi nombre es Carlos Santiago Valverde Duran, aunque prefiero que me llamen por mi segundo nombre: Santiago. Soy cineasta, diseñador gráfico y fotógrafo. Tengo publicado el libro Huesos de Ángel, con mis mejores fotografías, junto a los poemas de Rosalía Linde.

Support independent publishing: Buy this book on Lulu.
A lo largo de mi vida creativa he realizado muchos experimentos en las áreas de la fotografía, los multimedios, la Red, y también con el vídeo. De todo ello lo que más me cautiva es sin lugar a duda la fotografía, sobre todo el desnudo. Si se te ha dibujado una sonrisa picara, creo que te voy a desilusionar un poco porque no calificaría de sensuales mis fotos, más bien suelen reflejar ansia y desesperación. Yo las encuentro muy hermosas. Las fotografías que veras en Cuyai son una muestra de mi forma de ver la belleza. Te invito a que las disfrutes y te agradeceré que me dejes tu opinión.

¡Ha! Se me olvidaba algo muy importante, soy adicto… -No, no ha eso- al cine, me fascina, casi tanto como el sexo.

 

1 0