En cuerpo y alma

publicado en: Fotografía, Literatura | 0

 

Lina: en cuerpo y alma.
Lina: en cuerpo y alma.

 

Es de noche, estoy en el nadir, en medio de un sueño turbio. Sueño con un valle, posiblemente en otro continente. Un valle sembrado de arboles de Reha, rodeado de montañas cubiertas de cuarzo, salpicado de lagos de cuyea.

Un mensajero sueña en mí, el mío esta dentro del suyo, me muestra su vientre henchido. Es una mariposa, también una planta, su piel es clara y sus ojos parecen dos joyas de kebagui. Su rostro no es humano, pero sé que me sonríe.

De pronto el universo se ha abierto en dos, desde las profundidades del abismo me llega el llanto de millones de niños.  Veo miles de siluetas levantarse y correr a las montañas gritando “Vilhion dona kon, Vilhion senta Mara”.

El mensajero sueña un niño, yo acuno uno en mis brazos, mientras el universo se consume a si mismo en derredor.

 

0 0

Dejar una opinión