Verdandi, por Santiago Valverde

publicado en: Fotografía, Literatura | 0

El mundo está lleno de personas bellas pero normales, unas pocas son excepcionales. Como es lógico, muy pocas veces tienes la oportunidad de conocer a una de estás personas especiales. La hermosa Juanita es una de estas últimas. Lastima que sólo pude tomarle unas pocas fotos un poco a la carrera y sin ninguna preparación para las mismas. De estas la que más me gusta es la que os dejo a continuación.

 

Juanita co00 P3 X1 niba
Juanita co00 P3 X1 niba

 

En verano todos los chicos nos fuimos de Salermo, rumbo a la costa. Este verano en particular era muy caliente, tanto que ni los equipos locales pudieron jugar el domingo. Razón de más para embarcarnos en una furgoneta junto a dos garrafas de vino y una buena provisión de pan y queso. Yo sabia que Niche traía su propia provisión de ángel azul, eso me incomodaba pues me imaginaba en qué iba a parar la fiesta. Eso de todas formas tenía su lado bueno, mientras ellos hundían la cabeza en la arena yo me dedicaría a comerme todo el pan y el queso que se me atravesara por delante.

No crean, soy una chica joven y liberada, e incluso anarquista, pero es que a mí eso de las pastas no me va. Mi mejor amiga se metió un fix y se quedo en el viaje. Lo otro esta bien, me gusta andar en pelotas por la playa, no me incomoda sentir la arena y el viento, estoy muy orgullosa de mi cuerpo. Casi me gusta cuando tengo peleas de vez en cuando con mis amigas; sólo porque a mí me ocurre más que los chicos de la panda se quedan botando la baba cuando me quito los top. El vino tampoco me incomoda, es más, con él si es que puedo embobarme lo suficiente como para asustar a mis amigos. No crean, nada grave, solo hago cosas como meterme mar adentro y rescatar un viejo neumático o treparme a un árbol justo en medio de una tronera, lo más alto que pueda, como para que me parta un rayo.

 

 

0 0

Dejar una opinión